5.20.2007

8.-El primer cliente de la tarde.

Aún es por la tarde y el cielo castellano está azul, aún hace calor pero la temperatura comieza a ser un poco más agradable, es la hora en que la gente de los pueblos sale a dar una vuelta, a tomar algo, a pasear con los niños. Sería una buena hora para dar un paseo por algún camino entre los campos de cereal. A esa hora ideal, si eres puta, tienes que encerrarte en un lugar oscuro, con luces tenues que semeja la noche. La mayoría de puticlubes tienen ventanas con pesadas cortinas, a veces, cuando llevas un rato de trabajo apartas con la mano una de esas cortinas para ver el exterior, más por ver si llega algún coche al aparcamiento que por ver el paisaje y la luz hiere tus ojos. En los meses de invierno no te das cuenta de este detalle, no echas de menos darte un paseo a esa hora por las calles de algún lugar bonito, al fin y al cabo fuera, en invierno, suele hacer frio y dentro se está calentita. En verano la cosa cambia y te encantaría estar fuera, disfrutando, paseando, con tu novio tomando algo en una terraza, sin embargo el día, para una puta se convierte en ese momento en noche ¿cuanto hace que no disfruto de una puesta de sol?, ni lo se.

En estas fechas, a primera hora no suele haber clientes, están con la familia, con sus quehaceres, llegando a sus casas, tomando una ducha después de la jornada laboral, así que te aburres como una ostra en el club, algunas chicas hablan sentadas en los taburetes o en los sofás, otras toman alguna cosumición con alcohol, solemos tener derecho a dos o tres diarias, no son pocas las chicas que manifiestan no poder empezar a trabajar sin un par de copas, algunas además de eso se meten su correspondiente dosis de cocaina, otras un porro en el baño o en sus habitaciones antes de bajar a trabajar. Para trabajar en esto hace falta cuajo y cada una, cuando no lo tiene de natural, lo busca donde puede. Siempre hay una o dos chicas que comienzan la jornada dejandose un buen dinero en las maquinas tragaperras. Los dueños de los clubes saben de sobra que los clientes no van a un burdel a jugar a las tragaperras pero sacan un buen dinero y cambios de estas gracias a que en la casa siempre hay algunas chicas que están enganchadisimas a ellas.

Otras nos dedicamos a observar y a pensar desde algún rincón en la penumbra, observando vas calando a cada chica, con el tiempo incluso crees que puedes intuir cosas de sus pasados, del porque están en la putería, que va, la realidad a veces supera a la ficción cuando intimas un poco con ellas y te cuentan sus vidas.

Hay una brasileira que la casaron con 15 años con un terrateniente, el terrateniente tenía tantisima tierra que necesitaba una avioneta para desplazarse por ellas y observar su ganadería. Le hizo dos hijos y cuando tenía veinte años la abandono y la echó de la hacienda con los niños. La abandono por otra de quince años, el con los setenta cumplidos. La chica trabaja en esto por que el pasa poco para sus hijos y para ella nada, tiene diez hijos así, se los hizo a chicas entre quince y veinte años, a esa edad las abandono siempre por otras más jovenes. Supongo que en su país, en ciertas zonas, no tienen conciencia de que ese individuo no es más que un pederasta, muchos padres, quizás animados por sacar a sus hijas de la misería, consienten esos matrimonios, no lo se, tampoco pude profundizar mucho más.

Otra brasileña, la pobre creo que nació puta y tonta, está enmacarrada de un idiota hasta las cejas y va para mayor, permitió que le hiciesen hijos todos los hombres que pasaron por su vida para después ella misma pagarse el aborto, a veces de formas muy lejanas a la cirugía convencional, con veintinueve años no tiene útero ni oficio ni beneficio. Para ella no tiene importancia alguna follar con quién sea, le da igual con quién, da la sensación de que haciendolo ni siente placer ni sufre, algo así como quien caga, ella misma dice que follar es como cagar, pero cobrando, si le preguntas por que está con su novio/macarra su respuesta es que ese si que folla bien, supongo que de un modo u otro la satisface sexualmente.

Hay una colombiana que llora cada vez que está con un cliente, piensa en sus hijos y llora, lo disimula gimoteando exageradamente. No se que guerrilla mató a sus padres y a su marido, trabajaban en el campo unas fincas que hoy son de su propiedad, aparecieron muertos, el resto de la familia no quiso saber nada de ella ni de sus hijos. Cuando sus hijos comenzaron a llorar "de puritita hambre" se plantó en un club y dijo que quería trabajar allí, se fue enterando y aprendiendo y ahora es una de las que más trabajan y mejor se lo hace entre los clientes, algunos entran en el club y preguntan directamente por ella. Profesional a tope y muy cumplida con los hombres, pero eso si, llorando con cada uno de ellos. A las tardes permanece encerrada en su habitación menos los domingos que sale a pasear por el campo conmigo, estudia fotografía por correspondencia y lo cierto es que hace muy buenas fotos, su sueño es montar un estudio fotográfico en Medellín, su ciudad, no aspira a ser famosa con sus fotos ni nada de eso, solo quiere retratar niños, bebes a ser posible, cree que es la única epoca retratable del ser humano, después "no hay más que maldad, mija".

Una ecuatoriana comenzó puteando cuando era niña, sin saberlo, un tio suyo le daba golosinas por que le chupase la polla y para ella era como un juego hasta el día en que su padre los sorprendió y le descerrajó dos tiros con una escopeta a su tio, ese día se entero de que aquello de chupar una polla era muy malo, pecado y sabe dios que cosas más, tenía ocho años, un padre en la carcel, una madre que no podía más y ocho hermanos. En su pueblo. En una remota aldea de algún lugar de Ecuador quedó marcada para los restos, hasta los niños de su escuela la llamaban puta y para hacerla sufrir le ofrecian golosinas a cambio de favores sexuales, sus hermanos se referian a ella como "la puta de mi hermana" o "mi hermana, la puta", un buen día le robó un dinero a la familia y se fue a Quito a buscar trabajo. Harta de ser explotada por sueldos de miseria conoció a una señora que le ofreció trabajo como puta y lo aceptó, terminó en este puticlub con toda su belleza y demasiada rabia en el corazón, rabia que solo sale cuando bebe de más, menos mal que solo sale en forma de llanto. Llora como esos borrachos solitarios, con su cubata en la mano y en un oscuro rincón del club sentada, todas sabemos que está allí llorando y borracha y nadie se acerca, a veces, algún cliente despistado le va a decir algo, de allí va a quejarse al hortera del dueño: "oye, aquella chica me llamó maricón", el dueño se encoge de hombros "pasa de ella, estará con la regla, ya sabes" y le guiña un ojo, enseguida busca a alguna de nosotras con la mirada para que le saquemos las castañas del fuego, no falta quien le diga algo agradable a ese cliente y la disculpe, no por ayudar al dueño, supongo que las que conocemos la historia de esta chica lo hacemos más por ella.

Hay otra colombiana que llevaba una vida muy normal, con dos hijos y su marido, un buen día apareció un ejecutivo japones en su país y se enamoró de él, él "chino" como ella lo llama la llevó a Tokio y le puso un apartamento en una de las mejores zonas de la ciudad, para verlo era un problema y todo eran excusas con el japonés: "por aquí no vamos, no es buen sitio" "a tal restaurante no podemos ir, no dejan entrar a occidentales" excusas que con el tiempo fue comprobando que una tras otra eran mentira. Lo cierto era que el japo estaba casado y era un importante hombre de negocios en la ciudad, le montó un cristo de padre y señor mio, el japones mandó a unos gorilas que la pusieron de patitas en la calle en medio de Tokio y ella sin saber a donde ir ni hablar el idioma ni posibilidad de regresar a su pais terminó mendigando por la calle. Un buen día se encontro a una compatriota que trabajaba de puta en Japón y la ayudo, le explicó en que consistía ser puta y ella, ante la falta de recursos terminó ejerciendo y ganandose su dinero, hoy no lo cambia por otro trabajo, que además, como suele decir, ni sabe realizar ni tiene ganas de aprender. Trabaja bien de puta pero es un poco tonta, lo mismo que le ocurrió con el japonés le pasó no hace mucho con un portugués, solo que a este último lo descubrió más rapido y lo mandó al diablo. A veces le da por beber y no para de repetirse así misma que es puta, aunque no beba, si te encuentra por los pasillos del club o en cualquier lugar su saludo suele ser: "hola puta" o "buenos dias puta" y similares.

Hay dos africanas, una es muy simpatica, de Guinea Ecuatorial, me contó una historia muy rocambolesca que ni se si es cierta, parece ser que un presidente de su país, para borrar la herencia que allí habiamos dejado los españoles no se le ocurrió mejor idea que llenar el pais de colonias de chinos, en algunos discursos manifestaba que era mucho mejor hablar chino que español y cosas así. Con el tiempo parece ser y según ella, que alguna gente tenía mucho aprecio por los chinos dadas las virtudes que de ellos contaba el político, total, que su padre, muy patriota, la terminó casando con un chino. El chino al parecer no follaba, solo hacía algún tipo de arte marcial y se pasaba el día meditando y haciendo ejercicios "raros", tampoco trabajaba, vivía de lo que trabajaba la familia de ella, que además lo mantenian porque creian que el chino era un gran sabio, incluso que tenía poderes ocultos. Un buen día ella fue a la médico (de esas sin fronteras") y encontró revistas inglesas que le hablaban de otras formas de vida más normales, se enteró de que estar viviendo con un chino vago y medio majareta no era lo mejor del mundo así que a escondidas de toda su familia fue juntando algo de dinero y se plantó en España con una amiga. Ella creía que su amiga trabajaba en una gran fabrica pero se encontró con que era puta. Ante la perspectiva de que no había fabrica donde trabajar y que lo de puta, según su amiga, no parecía ser tan duro optó por esto último. Ahora no puede volver a su país por que su padre la mataría por deshonrarlo, tampoco se puede casar en España para arreglar papeles porque está casada con un chino que ni sabe donde está, así que consiguió que un cliente la tenga asegurada en su empresa pagando ella la seguridad social, con eso va tirando.

La otra africana es bruja, cobra por dos lados, de los clientes y de las chicas, además es muy practica y rara, menos la baraja te echa de todo, lee tu futuro en hierbas, bellotas, restos de comida, granos de trigo, piedras e incluso con un tenedor. La chica que quiere saber su futuro solo tiene que coger un tenedor por un lado, ella lo coge por otro y te suelta el futuro que te espera a cambio de veinte euros por adelantado. Un día dos brasileiras le dieron una paliza por que no había acertado que a una su novio la iba a robar dos mil euros que tenía en un sobre, la africana no paraba de gritar que le pegase a su novio y la brasileira robada replicaba que si ella la hubiese advertido habría guardado mejor el dinero, así no hubiese perdido dinero y novio a la vez. Creo que soy la única a la que no le leyo el futuro, un día me preguntó por qué no quería que me leyese el futuro, le dije que si me daba veinte euros le dejaba ver mi futuro, que era interesantisimo pero muy intimo, entendí que me enviaba a la mierda o algo por el estilo en su lengua, después me dijo la otra africana y una brasileira que me estaba haciendo vudú y que eso era malisimo para mi. De momento no me duele nada ni trabajo peor. Al parecer también hace eso, si alguna le paga le hace vudú a otras o hace que trabajes mejor. A algunas, sobre todo brasileiras, las amenaza con maleficios varios, lo gracioso es que la temen. Yo también la temo, creo que está como un cencerro y que cualquier día puede hacer alguna cosa mala, no por la brujería, simplemente mala, está ida de la cabeza y sabe Dios, a lo mejor le da por hacer un sacrifició de sangre o cualquier disparate similar, espero que en sus rituales haga falta la sangre de una virgen, al menos cerca no tendrá a ninguna.

Me quedo mirando para una brasileira de la que no se nada, parece muy suelta y trata de ser glamurosa, lleva un vestido chaqueta de esos de ejecutiva, una especie de traje de mil rayas, es elegante pero barato, de esos que nos venden en los puticlubs, sin camisa por supuesto la falda no es ni mini, solo es un cinturón ancho, en los pies unas sandalias de plataforma, me gusta su estilo en ese momento pero no se nada de ella, tampoco de otras muchas claro, no hablas ni intimas con todas, me la quedo mirando mientras ella habla con el camarero, tiene un culo bonito y parece divertirse con la conversación que tienen ¿cual será su pasado? todas en el club parece que lo pasamos bien y detrás de no pocas hay grandes dramas o fatalidades ¿qué habrá detrás de ella?, trato de intuirlo pero sus gestos, su risa, todo en ella me descoloca.

No hago mucho más caso, no entra un solo cliente al club, suena un Vallenato y yo pienso en que demonios estoy haciendo aquí, en medio de la reseca Castilla cuando podría estar divinamente tumbada en la playa de mi pueblo contemplando todas las casitas y edificios que cuelgan monte abajo hasta el puerto. Me acerco a una de las ventanas y aparto ligeramente la cortina, la luz hiere con fuerza mis ojos que tengo que cerrar un par de segundos, un coche está estacionando frente al club, no logro ver quien o como es el ocupante, solo que es uno solo. Un solo hombre para demasiadas chicas aburridas y todas deseando hacer su primer cliente.

17 comentarios:

Marilu dijo...

hola que bueno que has posteado ya se extrañaba
bueno te mando un saludote desde mexico

Saudade dijo...

Vallenato.

Mi verdadero Yo. dijo...

hola miriam!!

sencillamente ESTUPENDO!!
me ha gustado mucho!!
anímate y escribe aquí mas amenudo.

un abrazo!

Miriam dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Saudade, gracias por la corrección, ya está hecha.

No todos los dias tengo las ganas, el tiempo o la inspiración para escribir justo aquí, en el Tucán, y ultimamente estuve un tanto ocupada montando un Tucán Club en Second Life, trataré de escribir con más frecuencia aquí pero... no puedo garantizarlo.

Anónimo dijo...

Hay que ver, el Tucán parece más un zoo que un puticlub.

Yo misma dijo...

Pues si! Ya se echaba de menos otro capitulo!!!

En qué se parece a un zoo?? En casi cualquier sitio te puedes encontrar con gente totalmente diferente que tiene una pequeña o gran historia detrás. Quizá no tan fuerte como las historias de estas chicas, pero al fin y al cabo una historia.

Marcia Otacilia dijo...

Me encanta tu estilo literario, sencillo, directo, honesto.
¿No te planteas publicar una novela?
Estoy seguro que arrasaría en ventas, además los medios de comunicación con el morbo que tiene mantener estas webs se pegarían por hacerte una campaña publilcitaria gratuita.
¿Que haces entre el resto de tus compañeras, que tienes tu que ver con ellas, cual es tu nexo de unión con sus vidas, cual fue tu tragedia?
Un pulpo en un garaje desentona menos que tu en un puticlub.
Felicidades y un casto beso.

Miriam dijo...

No se por qué parece un zoo, a lo mejor puedes explicarlo, estaría encantada de hacerlo mejor.

Supongo que como dice Yo Misma cada quien tiene su historia detrás y yo entresaqué esas de algunas chicas que conocí, reales como la vida misma.

Marcia, no, no me plantee publicar ninguna novela, no creo que escriba tan bien como para que alguien se fije en mi ni mucho menos. Gracias por darme tema para la proxima entrada ;)

Anónimo dijo...

"El chino al parecer no follaba, solo hacía algún tipo de arte marcial y se pasaba el día meditando y haciendo ejercicios "raros", tampoco trabajaba, vivía de lo que trabajaba la familia de ella"

Juas que personaje, a saber quie coño sería el chino ese jaja y encima místico.

Estefania Lane dijo...

Hola Miriam, ¡me ha encantado! Lo he leido todo del tirón y estoy ansiosa por leer más, no nos hagas esperar mucho, ok?? ;D. Estoy deacuerdo con Marcia, deberias plantearte escribir una novela, tu estilo es sencillamente magnifico.

Espero tu proxima publicación. un beso

pcbcarp dijo...

Mechachis en la mar... Yo que creía que lo habías dejado. Espero que continúes, aunque sea de mes en mes.

Oscar Achá dijo...

Hola, primera vez que me permito comentar algo en "tus materiales" (ahh esas primeras veces) pero debo sugerirte que sigas adelante, Alguien te preguntó ¿Cual fue tu tragedia? y me causo GRACIA, realmente.

La tragedia es vivir en un mundo alquilado, pensando en base a esquemas prestados, y no ser conciente de ello. Tus letras muestran todo menos tragedia, al intentar 'hablar' sin represiones sobre estos temas tan cotidianos como el persignarse ante una iglesia, haces algo que de trágico solo tiene la recepción traumada que muchos humanos de la manada sufren por cosas que no vienen al caso citar.
Ser lo que se quiere y puede, es el éxtasis de vivir.
Saludos.
Oscar

Xavier dijo...

Joder Miriam... joder... me ha impresionado... no tengo palabras... Ojala la gente se dedicara a leer cosas como estas en lugar de insultar y hacer que otras personas cierren su blog... Cada persona tiene su historia y algunas historias son una tragedia. La gente que piensa que las putas son putas por vicio deberi

Zeth dijo...

No puedo decir que me encanta lo que escribes, por que ha de ser una vida dificil (que vida no lo es?), pero admiro tu sensibilidad para describir cada detalle... vale la pena esperar...

Saludos desde Mèxico...

Weeo dijo...

He vuelto a leerme todas las entradas reina, pero echo de menos algo más ¿para cuándo una nueva entrega? Un abrazo.

Xyz dijo...

Tú no eres puta.

Tienda Erotica dijo...

Mirian, ya sabes como está el tema con la crisis... los tiempos de bonanza no volverán....