12.01.2006

6.- Hora de cierre.

A las cuatro en punto de la mañana se encendieron todas las luces del club mientras sonaba el Arco Iris de Toquinho. Las chicas salen disparadas a la parte de las cocinas y comedor del Tucán. Yo me despido de un cliente con el que estoy charlando, le digo que si quiere subir conmigo mañana será otro día, que vuelva, le compensaré su deseo. Supongo que él comprende que cerramos, quizás hasta comprenda que estoy muerta de cansancio, parece buena persona. Las luces fluorescentes, blancas, encendidas ejercen un rapido efecto sobre los clientes, es como si se diesen cuenta que son visibles y que el lugar donde se encuentran no es el más recomendable del mundo, algunos no terminan ni las copas y se van. Sigo al resto de las chicas a la parte de atrás.

Fran, el camarero, trae la caja con el dinero y un montón de papelitos donde están anotadas las consumiciones que conseguimos cada una, la mami baja con otro montón de anotaciones, me fijo en la cara del resto de compañeras y en todas es visible la huella del cansancio. Dos colombianas parecen muy animadas, yo diría que animadisimas, hablan de que se irán a no se que discoteca, las dos brasileñas que están a mi lado comentan por lo bajini: "demasiada cocaina".

El dueño del Tucán está sentado en una mesa medio desvencijada con un horroroso mantel de hule, delante de si tiene un montón de papelitos que han estado recolocando y un montón indecente de dinero, para hacerlo más indecente, de una bolsa de papel de esas que dan las tiendas de moda cuando compras algo, saca dos fajos más de billetes y podemos ir pasando a cobrar. En los clubes de alterne normalmente se cobra al terminar la faena, no es cosa de dejarlo para más tarde, ni para fin de mes, a veces en una sola noche, y más haciendo una plaza como esta, alguna de nosotras puede levantar el sueldo de cualquier trabajador, no es recomendable dejarlo para luego, la vida es efímera, te puedes morir en menos que canta un gallo y ese dinero no lo tendrás ni tu ni los tuyos, los dueños de los clubes no suelen ser unos santos ni llevar una buena vida, puede pasarles cualquier cosa y no haberte pagado, desde ser detenidos por la policia hasta que los mueran en un ajuste de cuentas, pasando por su fallecimiento por causas de salud, con lo cual perderías un dinero importante.

Las chicas comenzamos a pasar para cobrar, las cuentas son veloces, hasta la fecha no encontré un dueño de un club que no sepa sumar, restar, multiplicar y dividir casi más rapido que una calculadora, a lo mejor no sabe ni para donde está el norte pero de cuentas saben un rato, creo que ni calculan, es simple experiencia, se encontraron ya con todas las cifras del mundo y conocen de memoria los resultados de una operación determinada, alguna vez los he visto equivocarse, pero jamás a favor de una chica, siempre en contra. A veces me dio pena ver como delante de mis narices estafaban a alguna compañera semianalfabeta o analfabeta perdida, no hice nada, es cierto, soy una cobarde de mierda, pero este no es un mundo de ideales ni conviene ir de salvadora de nada, ir en ese plán es como ir comprando billetes para una rifa de hostias o para que en un montón de lugares no te quieran ver ni en pintura. Lo más que hice, y se que no sirve en mi descargo, fue advertir a la chica al día siguiente pidiendole discrección: "ten cuidado, controla que te están timando..." o algo similar, y eso si vi que la chica era discreta. Tampoco es normal que el dueño estafe con frecuencia, algunas compañeras pueden ser analfabetas, no saber hacer una suma de dos más dos, pero no suelen estar solas y mucho menos llegar solas a un club, casi siempre las mete una amiga que ya está bien avezada en el asunto y de estas, las he visto que no saben hacer la O con un canuto, pero si saben sacar cuentas, aunque sea por el sistema "de la vieja".

El dueño nos va presentando las cuentas rapido, muy rapido, algunas chicas piden alguna aclaración o reclaman, voceando, alguna cosa, generalmente sobre "multas" por pasar más tiempo en la habitación del debido o por llegar tarde a trabajar. Salvo casos muy llamativos el jefe, creo que más por no discutir que por otra cosa, suele darle la razón y su parte a la chica.

Los jefes raramente discuten con nosotras, cuando entre nosotras montamos la trifulca padre, a lo mejor, he visto a alguno hacerlo, sueltan unas cuantas bofetadas para poner orden, casi podría decirse que en plan padre, cuando esto ocurre casi siempre hay alguna chica, que tiene hartas a todas las demás que es despedida con cajas destempladas. Somos para ellos un bien preciado, no abundamos y es dificil conseguir putas, no es cosa de tener un cabreo con una y que se vaya por cinco o seis euros, para colmo, según quien sea, puede llevarse a otras con ella, dará más de ganar si se queda. Claro que por otro lado hay que mantener la disciplina en unos minimos así que hay cosas que no las pasan. Este tira y afloja requiere cierta dosis de politica por parte del propietario y saber con quién juega a la baraja, no todas las chicas somos iguales, algunas son lideres natas y tienen su grupo de acólitas, otras dan pena y empujan a las demás a la solidaridad, así que según a quién le hagan la faena y dependiendo de la frecuencia con la que hace las faenas a lo mejor se encuentra con treinta chicas partiendole la cara y eso no suele resultarles agradable a los "cafetones"**. Si eres puta, quieras que no, poco a poco vas acumulando tensiones, pequeñas faenas desagradables que te hacen unos y otros se van guardando ahí, en un almacen que tienes en alguna parte de tu mente y que no abres con frecuencia, lo mantienes bajo control, hasta que un día se abre esa puerta y todo eso sale en forma de rabia descontrolada y a lo mejor paga el pato el que menos daño te hizo, pero es así, no decides en que momento vas a tener esa explosión de furia. Unas chicas la controlamos más, otras menos, pero un dueño de club con experiencia sabe de sobra que está ahí y que no es recomendable abrir la puerta del infierno, todo se lleva mejor dando un poquito el brazo a torcer, no se pierde gran cosa y se gana mucho.

Continua el reparto de dinero, los fajos de billetes y montones de monedas que hay sobre la mesa van mermando, los recibos de las visas ya están a buen recaudo. A Fran y a la Mami, que están a su lado se les nota la envidia en la cara, algunas chicas estan llevandose en una sola noche el sueldo que ellos cobran por todo un mes de trabajo. La Mami, hipocrita, amonesta a alguna que ganó poco: "¿estabas vaga hoy eh?, suerte tienes que Toño es buena persona, en mis tiempos te hubiesen echado del club", alguna chica contesta de mala manera a las reprobaciones de la Mami con un "que te jodan Mami ¿vale?", ella hace su mohin de disgusto pero aguanta el tipo, sabe que ha tocado la fibra sensible, esa pequeña amonestación llega para que al día siguiente esa chica espabile, está en una plaza y Toño, el dueño, quiere que mueva el culo, para trabajar como en un club normal no la necesitan allí, hay otras chicas a la cola esperando a que las llamen para presentarse inmediatamente, la chica amonestada sabe que hay alguien que le recordará al dueño quien trabaja y quien no, Toño deja hacer a la Mami, solo sonrie mientras fuma y mira el dinero que hay sobre la mesa. No conviene contrariar en demasia a la Mami, una palabra suya suele ser suficiente para que no vuelvas a trabajar a esa plaza en la vida. Fran bromea sobre que se va a tener que meter a puto para dejar de ser pobre, algunas entre risas lo animamos. El jefe sigue repartiendo dinero. El dinero en las manos de un jefe de club de alterne experto es como las barajas en las manos de los magos, un banquero contandolo, el más curtido de los banqueros, sería demasiado torpe al lado de un tipo de estos, cuando llega mi turno coge los papelitos con mis anotaciones y me los da, cada papelito lleva la firma o bien del camarero o bien de la Mami "si hay algún error me lo reclamas mañana, te doy seiscientos dos euros", coge un buen fajo de billetes de veinte, los hace correr entre sus dedos a una velocidad de vertigo, de pronto para y me los alarga, me señala con la vista el montoncito de monedas para que coja mis dos euros, le pido que si puede me de billetes grandes, el me pregunta si de cincuenta me valen, me conformo. Los jefes suelen querer los billetes grandes para ellos, el dinero de los clubes casi todo es negro y hay que guardarlo en casa para después invertirlo en lo que sea, blanquearlo, no es cosa de hacerlo en billetes pequeños. Le doy las gracias y dejo paso a otra. Me siento, como otras chicas, en una mesa aparte a contar mi dinero, trato de hacer memoria sobre todo lo que hice mientras compruebo los papelitos, está todo correcto.

Ya en mi habitación me pongo el pijama y salgo al balcón a respirar un poco de aire puro, no viene nada mal para descontaminar los pulmones del humo de mil cigarros. El aire está limpido y en el cielo se ven millones de estrellas, corre una suave y calida brisa de aire puro que trae un intenso olor a paja de todo el cereal sembrado alrededor del club, por la carretera, a lo lejos se ven las luces de un trailer acercandose, cuando está más proximo enciende la luz de la cabina, a la altura del Tucán hace sonar las potentes bocinas y le veo saludandome con la mano, le correspondo y le dedico una sonrisa, después me doy cuenta de que no puede verla al contraluz de mi ventana, espero que la imagine, alguien que se toma la molestia de que yo vea su saludo, al menos merece una sonrisa por mi parte ¿saludará a todas las chicas que se encuentre por ahí aunque no sean putas?, quizás no, pero bueno, al menos es agradable saber que alguien tiene por ti un detalle agradable.

Estoy destrozada y mañana es otro día, si todos son así creo que va a ser dura esta plaza. Me meto en la cama con la puerta del balcón abierta para que entre un poco el aire fresco, me quedo dormida arrullada por el canto de las cigarras que están en los platanos bajo el balcón.

**Cafeton: las brasileñas designan así al dueño de un puticlub (también usan "amo" o "o dono"), la palabra exacta creo que seria y se escribiría "Cafetão". Algunas que no somos brasileñas, medio en broma a veces usamos el termino "cafetón" para designarlo, no todas ni mucho menos, a mi particularmente me resulta simpatica esa palabrita.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Miriam, cada vez me gusta mas como escribes esta historia. Si continua de esta manera casi que habra que hacer un fondo estre nosostros para publicartela.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Jejeje, ya me he puesto al dia tb aqui XDDD
La verdad es q despues de acabarlo podrias publicarlo...no seria mala idea, te sacarais un dinero extra y explicarias de forma más realista como va el mundo de la prostitución.

Besos!

nuez azul dijo...

pero entonces las prostitutas también tendreis que blanquear el dinero no? o como justificais eso ante hacienda?

y, bueno, ganando tanto dinero, por qué las mamis lo son, en vez de retirarse y dedicarse a la vida contemplativa?

Mardedudas dijo...

Joder, es como estar enganchado a una telenovela jajajajaja ;)

Salamandra dijo...

Me aburro...navego por el ciberespacio...y te encuentro...y te leo...¡insólito! ¿es el blog de Félix de Azúa? Sí...ese que dicen que es la flor y nata de los Blog ?...no...no puede ser...precisamente el Sr. de Azúa, admirado ideólogo de "Ciutadans. Partido de la Ciudadanía", acaba de cerrar su Blog con el desconsuelo de todos nosotros, sus charlatanes blogueros...dicen que sólo por seis meses...pero no sé...me temo lo peor.
Como en el Blog de Arcadi Espada me aburro un poco...pasaré por aquí todos los días...¿me invitaras a una charla?

blas dijo...

de vedad que ya estaba en ascuas a ver cuando salía el siguiente.

Salamandra dijo...

Me gusta la escena del pijama, cuando sales al balcón del hotelito de carretera aunque "ese intenso olor a paja de todo el cereal sembrado alrededor del Club", no puede ser cierto porque el cereal sembrado no huele a paja, sino a hierba y sólo al atardecer, o al amanecer de un dia de Primavera, o de principio de verano. Es el cereal cortado, segado o cosechado lo que huele a paja. Duermes con la ventana abierta y huele a cereal segado, por lo tanto es verano y has esperado hasta el invierno para contarnos tus sensaciones y hacernos imaginarte en pijama, en medio de la meseta castellana,tan seca, árida y oscura...a juego con tu melancolía.
Y después, te acuestas arrullada por algún cántico que no puede ser de cigarra, como dices, porque las cigarras no cantan, sino que frotan las alas. No cantan bella durmiente y menos, por la noche y en las ramas de los plataneros. Lo que oiste fue el sonido aflautado del sapo partero, o el frotar de las alas del grillo o de la langosta, pero no de la cigarra. Pero no importa, sólo importa que te quedaste dormida, soñando con paraísos perdidos...durante un rato.

antaviana dijo...

aissss

.... corto .....

:-(

pero muy bien

Salamandra, entre Azúa Espada y Míriam no hay comparación ... Míriam
Y entre Azúa y Espada tampoco ... ninguno de los dos :-D

Miriam dijo...

Salamandra, muchisimas gracias por tus aclaraciones, en cuanto tenga un ratito de tranquilidad corregiré ese parrafo.

Al fin y al cabo eso no es importante en el texto, simplemente era una forma de adornarlo para hacerlo un poco bonito, supongo que podré modificarlo de forma conveniente, gracias a tus conocimientos sobre esas cosillas del campo, al fin y al cabo yo soy una urbanita de tomo y lomo.

Gracias a todos por vuestros comentarios, animan mucho.

Anónimo dijo...

Me reitero en que me gusta tu punto de vista humano de tu profesión.

Salamandra dijo...

No corrijas nada, Miriam, porque tu magia está en hacer posible que las cigarras canten y que el cereal sembrado, fresco y verde,no huela a hierba sino a paja. Me animas el día con tu atención pero quiero decir algo más, y preguntarte si "el putero" es un maltratador. El otro día, el día mundial de la mujer maltratada y en la manifestación de Bilbao, ví en la prensa las fotografías. En una de ellas, una chica negra con una pancarta en la cabecera de la manifestación gritaba: "Puteros, sois unos maltratadores", o algo parecido pero igual de fuerte, de rotundo, de rabioso.
Te leo con atención desde hace nada procurando aproximarme a tu espíritu virgen, pero experimentado, y no detecto ningún resentimiento contra el hombre, ni aún contra el "domo", en todo caso, contra la vida, contra la fatalidad, contra el destino pero de perfil bajo, como si las cosas podrían haber sido de otro modo.
Estoy a punto de quererte, Miriam.

nuez azul dijo...

¿qué le ha pasado a tu blog? :'( :'(

Miriam dijo...

Nada grave Nuez Azúl, cosa de mantenimiento de servidor o algo así, que están idiotas. Ya he reclamado y espero que lo arreglen pronto.

Para ver el blog ve a esta url:

http://yoputa.net/index.php

Siento las molestias.

Anónimo dijo...

Te he descubierto esta noche, y hasta que no me lo he leido todo no he podido parar, estoy con las pupilas dilatadas por la curiosidad y lo bien que escribes.
Real, acertado y la parte que yo conozco, exactamente como la describes. También creo que los clientes sabemos a lo que vamos y lo que hacemos, obvio, nadie se engaña, aunque siempre es bonito que te mientan un poco y creertelo, por supuesto.
La escena del balcón me parece completamente limpia y al margen de la sordidez que hay en el resto del relato.
Sigue escribiendo, esperamos tu próximo relato con impaciencia.
Besos

marta de esparta dijo...

¡hola, miriam! acabo de descubrir tu blog, me ha picado el último capítulo y al final me he leído también los anteriores :)

¡la verdad es que engancha y me encanta como escribes! ¡felicidades!

Miriam dijo...

Jolin, hace dias que quería contestar por aquí alguna cosa pero por una razón u otra no tuve tiempo o ganas.

Nuez Azul: no todas ganamos mucho dinero, unas ganamos más que otras dependiendo de muchos factores, entre otros tus ganas de trabajar, tu buen hacer, etc. En clubes he visto chicas muy guapas hacer dos pases o tres en una noche y chicas más mediocres hacer siete o diez, eso, como en cualquier trabajo cara al publico, depende también mucho del trato que das al cliente.

Aún así, supón que una chica gana mucho y termina de Mami, hay que ver su pasado, muchas chicas dilapidan hasta la saciedad, si estás en un club ves autenticos disparates, desde chicas que le regalan un coche a un novio desastre que una vez lo tiene las abandona hasta las que se gastan 200 euros diarios en cocaina (y reparten a amigas y amigos) pasando por la que se mete en el Corte Ingles y se deja tres mil euros en ropa.

A veces hay Mamis que no fueron así ni mucho menos, hicieron su buen dinero, tienen una buena casa y una vida hecha y ese trabajo lo hacen más por el hecho de hacer algo y ganar un dinerito o por que llevan toda la vida en ello. Ten en cuenta también que la putería da dinero, pero no te hace multimillonaria. Yo , por ejemplo, de lo que gano ahorro una buena parte para montar una pequeña empresa en un futuro no muy lejano, o sea, que seguiré trabajando (ganando más o menos dinero pero trabajando) otras a lo mejor son menos ambiciosas y un buen día piensan en retirarse, les ofrecen un sueldo decente (depende del club pero una Mami puede llegar a ganar unos 1500 euros) y se quedan con ese trabajo.

También suele pasar que la Mami, antigua puta en el club, es la mujer de un camarero o de un encargado y se retiró por él. Vaya, que cada persona es un mundo y el hecho de terminar trabajando de mami no significa nada especial, solo son circunstancias de la vida. Eso si, a mi no me gustaría terminar trabajando de mami o siendo la dueña de un club (que también las hay).

Lo de blanquear dinero, tampoco, la mayoría de las chicas son extranjeras y la mayor parte lo envian a su país. En mi caso estoy dada de alta en hacienda como profesional en un sector determinado y cotizo a la seguridad social como autonoma y lo declaro todo o al menos gran parte, hago como todo el mundo lo posible por pagar poco a hacienda, invierto, etc. No es conveniente almacenar dinero negro en mi caso, imagina que mañana tengo, un suponer, 40.000 euros y quiero comprar una finca, a lo mejor me piden explicaciones sobre como los obtuve o cualquier cosa similar y no me apetece, prefiero pagar algo y vivir tranquila o hacer lo que sea sin tener que estar pensando en como engañar y que a la larga me pillen con una tontería. Eso si, procuro hacer lo posible para desgravar y esas cosas.

Marta de Esparta: tu blog también engancha, cuando pueda te linkaré en los dos mios si no te importa.

Salamandra, el cereal no está verde, es verano, está a punto de ser segado, no se si así huele a paja, quizás cambie lo de "paja" por "cereal maduro" o algo similar.

Miriam dijo...

Se me olvidaba Salamandra.

Yo particularmente no tengo nada contra los hombres. La mayoría de los "puteros" no son ni mucho menos maltratadores o algo similar, suelen ser educados y bastante atentos, eso no quita que haya excepciones y alguno sea imbecil perdido pero no suele ser la tónica general ni mucho menos. A veces das con alguno que es zafio o vulgar pero aún así, en su zafiedad notas que quiere ser agradable.

Para mi, y por lo que he visto, un putero es la persona más normal del mundo que recurre a nosotras por la razón que sea y nada más.

La mayoría de los hombres no se pasan la vida yendo de putas, van un día, por que cuadró o por lo que sea, tienes al tipico solitario que te visita una vez por semana, al chico que tiene una fantasía y no se atreve a pedirsela a su novia, al casado que su mujer le niega ciertos placeres, o simplemente a un chico cualquiera que está de calentón por cualquier cosa. Si me preguntas por tipos raros, los hay también, pero ya digo, son excepciones.

Yo por mi experiencia puedo decir que el noventa por ciento de los clientes que tuve fueron en general buena gente (lo poco que les conocí claro).

No creo tener nada contra la vida, en general me encanta, aunque pueda pensar que cosas puntuales son sumamente injustas o que me gustaría cambiar algunas. Claro que la vida, de todos, puede ser siempre mejor y puede que haya cierta fatalidad en lo que escribo, pero ¿a quién no le gusta mejorar? ¿quién no ve situaciones que podrian ser mejorables? me imagino que en un trabajo como el mio quizás se perciban más, no lo se, pero no, no hay resentimiento contra la vida.

Anónimo dijo...

Miriam, en tu línea, sólo 3 apuntes, pone "en demasia" le falta la tilde.
Después casi al final repites agradable en la misma frase, cuando el camionero.
Al final escribes platanos y es con tilde también ;)

Por lo demás me ha gustado mucho, me gusta cuando te muestras, siempre lo digo.
saludos
ferrett

Manuel Aramis Miranda Perdomo dijo...

Ofrescome que blog!!

Mirian y esa mami eres tu?? Guaooo!!

Si crees que lo merezco…..Te propongo un intercambio para los premios 20blogs, tu por mi y yo por ti. No quiero pasar vergüenza, pues mi deseo es darme a conocer. Envíame tu link a manuelmiranda3@gmail.com, si estas de acuerdo.

Mi vínculo es el siguiente:

http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/busqueda/Manuel+Miranda%2C+Opina/

sweet dreams. dijo...

es precioso, te envidio...

Anónimo dijo...

Ola, what's up amigos? :)
I will be happy to get some assistance at the beginning.
Thanks in advance and good luck! :)

Anónimo dijo...

pretty cool stuff here thank you!!!!!!!

Anónimo dijo...

Thanks for another excellent post. Keep rocking.

Anónimo dijo...

HI, I just joined this community. I m from romania. I like this forum.......hope to learn lot of things here ;-)





------------------------------------------------------------------------
My Online Poker Blog Best Online Poker Sites For Poker details